3.5.11

Auto sacramental


Según el viejo chiste, en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial, un joven en uniforme nazi se disponía a asesinar de manera rutinaria a un polaco fichado por la Gestapo. Entonces bajó del Cielo un ángel y le dijo al oído al matarife:

—No lo hagas.

—¿Por qué no? —respondió el nazi—. Es sólo un polaco.

—Ese hombre está destinado a ser Papa —le explicó la aparición.

—¿Y eso a mí qué? —se impacientó el joven asesino.

—Que tú vas a heredar el cargo, idiota —dijo el ángel, y desapareció.

Pasada aquella conflagración, las derechas fascistas y las no tanto se unieron frente a un nuevo enemigo común y bajo las banderas del anticomunismo. Decenas de criminales de Estado del Tercer Reich encontraron refugios fáciles gracias a los servicios de inteligencia de Estados Unidos e Inglaterra, a todo mundo se le olvidó la portentosa contribución de Daimler Benz en la construcción de la máquina alemana de exterminio y a Franco le fueron perdonadas sus estrechas amistades con Hitler y con Mussolini a cambio de que cediera a Washington unos pedazos de territorio español para instalar allí bases militares. Esa entente discreta hizo posible, entre otras cosas, que un viejo nazi austriaco, Kurt Waldheim, ocupara la Secretaría General de la ONU y unió a los protagonistas del chiste (la situación es apócrifa, pero verosímil) en una línea sucesoria de conservadurismo extremo al interior de la Iglesia Católica. El que fuera joven nazi acabó beatificando al resistente polaco que destacó, más que como pontífice, como uno de los principales dirigentes políticos de la derecha mundial en el último cuarto del siglo XX. Y es que Joseph Ratzinger no sólo le debe la carrera al fallecido sino que vive y vivirá bajo su sombra y seguirá medrando –no es el único– del formidable capital mediático acumulado por Karol Wojtyla.

Dicen los que saben que, como teólogo, el alemán tiene más gracia que el polaco. Pero esta beatificación exprés y aparentemente disparatada –¿alguien cree realmente en los milagros de Juan Pablo II?– no es asunto de religión sino de posicionamiento y de marketing.

La ceremonia del domingo fue una oportunidad para vender autoridad empacada de manera engañosa como santidad. La restauración mundial de la que Wojtyla fue coprotagonista –del brazo de Ronald Reagan, Margaret Thatcher y Augusto Pinochet– se ha quedado sin fachadas y hoy se presenta como lo que siempre fue: un proyecto de ambición mundial, corte totalitario y declinaciones criminales en guerras de saqueo colonial, mafia y narcotráfico, lavado masivo de dinero, privatizaciones corruptas, endoso de poder político al empresarial, allanamiento de las soberanías, pensamiento único. En ese contexto, el hoy beatificado se erigió en cruzado medieval contra las libertades y las soberanías individuales, la diversidad sexual, la ciencia, los derechos de las mujeres, la teología de la liberación y sus adeptos, las comunidades eclesiales de base, las campañas de prevención del sida, el Estado laico y los movimientos progresistas en general. También solapó, con plena conciencia, a delincuentes como Marcial Maciel, no necesariamente porque aprobara las prácticas pederastas sino porque la Legión de Cristo era (y es) una mina de influencias y de dinero. Ah, pero Juan Pablo II era tan encantador...

Casualmente, tras el baño de beatitud oficiado en Roma, el domingo se vio felizmente coronado por la destrucción del Maligno, y la jornada informativa adquirió, con ello, aires de auto sacramental. La venturosa muerte de Osama Bin Laden es rumor desde el 26 de diciembre de 2001, cuando Fox News reportó que el gran terrorista había fallecido pacíficamente, a consecuencia de una complicación pulmonar, en las montañas afganas de Tora Bora. Un lustro después, en septiembre de 2006, la prensa francesa dio a conocer un memorándum secreto de los servicios de inteligencia de su país en el que se informaba de la muerte del cabecilla en Pakistán. En noviembre de 2007, unos meses antes de su propio asesinato, la política paquistaní Benazir Bhutto se refirió, en una entrevista concedida a la BBC, a un tal Omar Sheij, “el hombre que mató a Osama Bin Laden”. Antier, por enésima vez, el presidente de Estados Unidos lo dio por muerto. AP difundió, urbi et orbi, una supuesta foto del cadáver que data de 2006, o antes, cuando el terrorista más buscado del mundo fue acribillado no mediante cuerpos especiales de la Infantería de Marina, sino por medio del Photoshop. Después, Washington informó que el cadáver del saudita satánico había sido “enterrado en el mar”, en un “funeral islámico”. Y ya.

Fue un domingo intenso y ameno, pero en el Cielo no cambiará nada y en la Tierra, tampoco.


4 comentarios:

Roque Nuevo dijo...

"Antier, por enésima vez, el presidente de Estados Unidos lo dio por muerto. ". ¿Me puedes recordar de una o dos-tres de las "enésima veces" que el presidente lo dio por muerte? No cuentan los rumores no difundidos por el presidente, como la misma foto que publicó La Jornada en su edición de ayer. No entiendo cómo puedes hacer responsable al presidente porque La Jornada (entre otros) quería engañar/fue engañado con una foto falsa de OBL muerto.

2- ¿Por qué las comillas irónicas en las palabras "enterrado en el mar" y "funeral islámico"? ¿No crees que fuera enterrado en el mar con ceremonias islámicas?

3- Espero que no vayas por el camino de creer en conspiraciones con el poder de armar fraudes tan masivas como una puesta en escena del tamaño de la muerte de OBL. Por lo pronto hay que mantener la calma. Si OBL sigue vivo, vamos a saberlo rápido de la misma boca de OBL. Si no fue sepultado en el mar, vamos a saberlo también porque alguien va a hablar, tarde o temprano—y más probable temprano y lo mismo con la ceremonia islámica. No te vayas delatando de fanático loco luego, luego, con teorías pendejos de conspiración, no importa cuanta gente te vaya a aplaudir por tus fanatismos locos.

4- Piénsese así: Obama tiene un triunfo indiscutible dentro del pueblo de EEUU. No ha terminado nada todavía, por supuesto, pero Obama está en posición ahora de revertir una de las críticas más importantes de él: que es un líder débil que con su debilidad pone en riesgo al mismo país. Ésta es la crítica que le permitió a Reagan derrotar a Carter.

4a- Esta crítica de debilidad fue, según el mismo Reagan, la clave en su victoria y no sus críticas a la política económica, que parecen las más importantes a esta distancia.

4b- Esto significa que Obama está en buena posición de poder ganar en 2012. Depende en la economía, claro. Tiene que mostrar mejoría para esto. Pero es probable que así sea de cualquier manera. La operación en contra de OBL podría ser el punto de quiebre. Depende cómo lo maneja Obama. Pero si es tan inteligente como dicen, podríamos ganar si le apostamos desde hoy para noviembre 2012.

4c- ¿Por qué te debe importar? Fácil. Obama está en general de acuerdo contigo en cuanto a los alcances legítimos del poder político militar económico de los EEUU. Quiere un militar reducido. No quiere imponerse políticamente (por lo menos quiere imponerse mucho menos que cualquier otro Presidente en la historia del país). Quiere reducir a la economía de los EEUU a niveles de la democracia social europea.

4d- Por tanto: la operación OBL podría ser el evento que asegura la re elección de Obama. ¿Es "irónico" que una operación militar que se burla de la legalidad y la soberanía nacional de Pakistán, entre muchas otras cosas, sirva para reducir el poder y hegemonía del país? ¿O es irónico, ie, sin comillas? ¿o qué?

5- Debes prepararte para cambiar de "teoría" porque se está demostrando en los hechos* que la pobreza, la globalización, los EEUU y demás no son las causas del espectacular sub desarrollo en el mundo islámico/árabe.

Ya no vas a poder echar la culpa a los EEUU de los males del mundo sin pensarlo porque los EEUU serán un país cualquiera, como Francia o España. Esto es, si Obama se re elige. La operación OBL acaba de subirle sus bonos a niveles cuando esto se ve mucho más probable que antes.

*Hechos como las revueltas y revoluciones desde Túnez hasta Irán, que se tratan de derrocar a las oligarquías y dinastías del mundo árabe y no de odiar a los EEUU porque generan la pobreza e ignorancia de que sufren. Puedes seguir culpando a los EEUU de éstas, pero los mismos pueblos árabes no lo hacen. Si sigues así, te vas a ver medio atrasadón en pocos años. No más digo.

Muchos saludos y un abrazo

La Monita Monera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roque Nuevo dijo...

Estimada Monita Monera,

1. Puse "bush bin laden 2006" en Google y no más salieron notas de que Bush había dejado de buscarlo, de que era un fracasado, etc etc. ¿Me podrías poner una liga u otra referencia a lo que dices?

1a. Como sea esto, que Bush lo dijera en 2006 para luego retractarse un día después tampoco cuenta como "enésimas veces" junto con el anuncio de Obama. ¿O sí?

1b. Como sea esto ¿por qué son responsables estos presidentes de que La Jornada, entre otros medios, publique una foto falsa?

2. Ya sé que aigan autoridades islámicos e islamistas que dicen que insultaron al cadáver de OBL con su entierro al mar. Hay otras que dicen que no hay insultos. Hay otras a que no les importa nada. ¿y qué? ¿Por que te importa tanto que aigan debates entre las autoridades islamicos sobre este punto? Por lo demas, los militares gringos dijeron que pasaron por todos los ritos y rituales que mencionas antes de aventar el cadáver al mar, con los buenos oficios de algun imam y un marinero musulman. A lo mejor mientan. A lo mejor no A lo mejor, aunque hicieran todo a pie de la letra, todavía aiga insulto al cadáver de OBL. Ojalá que sí.
2a. Todavía no entiendo por qué Pedro Miguel puso las comillas a "enterrado en el mar". ¿Fue cita directa? No creo que se trata de eso. ¿Son comillas irónicas que señalan desconfianza, etc etc? Creo que sí. ¿Qué elementos hay para desconfiar o creer que mientan las autoridades etc etc?

Por lo demás a mi también me da güeva pensar en Por qué Dan la Noticia Precisamente Este Día, como si hubiera una conexión oculta etc etc. Tampoco me interesa decir que sé más que tú. No viene al caso.

Sobre todo, queda mi punto de que con esto Obama ha hecho mucho más probable su reelección. Obama comparte mucha ideología con ustedes, como dije antes. Un segundo periodo quizá le permitiría cumplir gran parte de esto, etc etc. Se me hace irónico porque los que celebran a Obama hoy—los halcones de guerra—están celebrando el principio de su propio fin; los que repudian a Obama hoy—los anti guerra, etc—están repudiando su propio triunfo estratégico. Tengo que reconocer a un golpe maestro politico por parte de Obama aunque no quiera. Y creeme que no quiero.

Claro que nada de esto ha pasado todavía y probablemente nunca pasaría. No más digo...

Mariano M dijo...

la entrada en meneame:

http://www.meneame.net/story/auto-sacramental-opinion