5.12.07

Reacciones a "Dan vergüenza"

Ustedes tienen la palabra:

“Desde hace mucho tiempo dejé de confiar en nuestros líderes y en nuestras instituciones. Me da lástima que como sociedad permitamos que esta gentuza —jueces comprados, senadorcitos y diputadillos— sigan haciendo y deshaciendo impunemente mientras la Nación Mexicana, acobardada en su ignorancia, sufre las consecuencias.” Ricardo Sánchez Bravo

“En esa mentada SCJN, los que la representan no sólo nos avergüenzan. Ellos son una de las causas principales que contribuyen a que nuestro país esté en las condiciones de injusticia social en que nos encontramos [...] Si estas señoras y señores son parte de la mafia que dirige nuestro país, ¿qué destino nos espera?” Raúl Suárez Parra

“A veces me pregunto: ¿Qué pasa que la gente acá permite que esas cosas sucedan? Pero me doy cuenta que no, que hay mucha gente con decoro que protesta”. Luis del Pozo

“Inaudito, el resultado de la Corte. De pena ajena, cuánta crueldad”. José Alberto Zabaleta

“Qué más nos podemos esperar de los magistransas de la Suprema Cortesana de la Inanición. Todavía está fresca en la memoria el triste papel de la otra Cortesana (la electoral) que no obstante reconocer el fraude electoral (pero ‘chiquitito’, según ellos) le dio el triunfo a quien actualmente ocupa –indebidamente-- la silla presidencial. Ramón Cavazos

“¡Qué impotencia, Pedro, qué impotencia!” Adriana Herrera Canales

“Yo digo que desde mucho antes, ya no recuerdo desde cuándo, la sociedad no confía en ellos. No podemos confiar en algo que no conocemos (salvo si eres creyente, digo yo), en personas que están tan distantes, que viven en otro mundo, bajo otras reglas. Pero además, no confiamos porque los conocemos, porque parafraseando a uno de ellos, ‘sabemos de qué están hechos’, pero sí esperábamos que ¡por fin!, dieran una pequeña muestra de decencia, una prueba de que se ‘merecen’ todos sus privilegios, de que ‘vale la pena’ el sueldo que les pagamos mientras millones medran en la miseria, de que valía la pena mantenerlos con todos sus lujos, sus prebendas y sus cotos; esperábamos sí, que no hozaran (de nuevo) en su propio estercolero”. Verónica Abigaíl Hernández Andrés

“Todavía lo platicamos aquí, en el seno familiar, y no podemos encontrar en qué material legaloide se basaron para tomar este tipo de decisiones que a todos afectan”. Carlos Martínez

“Sobre los abyectos miembros de la suprema. ¿De la suprema qué? ¿Corte? ¿Corta? ¿Cortesana, con el debido respeto a las sexoservidoras, de las cuales la mayoría son mucho más decentes y podrían darles lecciones de ética y decencia?” Eduardo Lera

“Pienso y siento como usted, de modo que los guaruras también tendrían que venir por mí”. Carlos Vázquez

“Desde hace mucho a mí me da vergüenza esa corte de justicia. No creo que sea un secreto que, por lo menos desde que se coló allí como presidente Mariano Azuela Güitrón, la mayoría de los magistrados, incluyéndolo a él, la convirtieron en Corte del Opus Dei y vergüenza para el país.” María Urquidi

“Es vergüenza lo que sentimos, pero también coraje y, ante la impotencia de no poder hacer algo para que esos ‘jueces’ sean castigados, también sentimos náuseas.” Fidel Fuentes

“Tal vez a estos señores que fungen como magistrados no les inspire nada saber que muchos ciudadanos estamos decepcionados de la imparticion de justicia en el país, o que sabemos que el estado de derecho es vilipendiado por quien es la máxima autoridad en aplicarlo, pero por lo menos se darán cuanta que sus actos no pasan desapercibidos y que estamos atentos a su actuar.” Sergio Martínez Carrillo

“No tan sólo dan vergüenza, son la mierda del país, legalizan la impunidad... Quitan el aliento de seguir escribiendo”. Luis Aguirre

“Qué tristeza, acompañada de frustración, el ver cómo la única instancia en la que podríamos creer, pues en ella se basa la justicia del pueblo de México, contra las instancias poderosas, ahora lo único que resta es acudir al ‘supremo tribunal de México’... Dios o la Virgen de Guadalupe, pues no hay otra alternativa, o con quién vamos acusar o mejor dicho a denunciar a los deshonestos de nuestra máxima casa de justicia. El colmo es el ver anuncios televisivos diciendo que están para servir al pueblo de México. Ahora podremos decir con toda razón ‘al diablo con sus instituciones’.” Alfredo Díaz Martínez

“Nuestros gobernantes, políticos, empresarios deshonestos, y principalmente el enanito mentiroso que habita en Los Pinos, y sus instituciones (léase PGR, AFI, IFE, SCJN, etc.) sirven para dos cosas: para nada y para una pura chi#$%#&*%$#. Ahora recuerdo la frase de Andrés Manuel, ‘al diablo con las instituciones’.” José Luis Anguiano

“Me encantaría enviarles un email masivo a estos corruptos; ¿tienes idea a dónde?” Ernesto Arias

“En su columna de hoy menciona que la sociedad fue ignorada entre otras palabras por los seis jueces. ¿La sociedad somos solamente quienes tenemos Internet o podemos comprar La Jornada? Los seis personajes que disfrutan y dictaminaron contra una persona que se atrevió a hacer la denuncia que hizo, yo pienso que la ignoraron cerca de 80 millones; las noticias electrónicas (son el) único medio accesible.” Carlos Rodríguez Candila

“Una vez más, pobre México... Y como decía el Chapulín Colorado: ¿Y ahora quién podrá defendernos?” Samuel Montañez Espinosa

“No acostumbro escribir a periodistas o articulistas (de hecho, es la primera vez que lo hago), pero no quise dejar pasar la oportunidad de felicitarlo y manifestarle mi opinión estrechamente coincidente con la suya. Efectivamente, los 6 magistrados de la Suprema Corte de ¿Justicia? de la Nación ¡dan vergüenza!”. Mario Cortés Larrinaga

Adicionalmente, el buzón de Navegaciones recibió agradecibles y fraternos comentarios de simpatía a lo expuesto en el artículo “Dan vergüenza” firmados por David Brooks, Verónica Vázquez Mantecón, Jaime Soto Gutiérrez, Marcela Ladino, María Cigales, Ruth Le Gall Saralegui, José Luis Salas, Alberto Aziz Nassif, Rafael Maldonado, Ernesto Arias, Verónica de la Torre y Noel Guzmán Herrera. En este blog se ha dicho:

“Da gusto ver que aún hay quien se atreve a encarar a estos sinvergüenzas” Champy

“Como cereza en este inmundo pastel, viene la actitud de la dama magistrada defendiendo la ‘probidad e independencia con que tomaron su decisión’. No sé cómo verlo (el que la hayan mandado a ella a dar la cara), si como una falta de arrestos por parte de los magistrados hombres, o como una burla para Lydia Cacho. En cualquier caso, aún peor es que la vergüenza y decepción que nos inspiran los magistrados, ellos ni la sienten, ni un asomo de ambas.” Marichuy

“¿Será que después de la decisión, Mario Marín descolgó el teléfono e invito una botella de coñac a cada miembro del tribunal que votaron a favor de él? Aquí afuera hay una profunda indignación e impotencia al ver cómo nos escupen a la cara a todos con esta decisión.” Hugo Benítez

“Lo leí en La Jornada. Acá veo las fotos de estas deleznables personas. Qué ignominia, y ¿qué más se puede hacer, capitán, qué más?” PK

“A mí francamente me da asco”. cheKo

“Que sepan que protegiendo a delincuentes de la calaña de Mario Marín y de Kamel Nacif se hacen cómplices de esas redes de pederastas y de delicuentes que tanto daño hacen en nuestro país. Que sepan además que los del pueblo, que le pagamos sus sueldos y sus prerrogativas, no sólo los denunciamos, sino que nos avergonzamos de ellos.” Noé Narváez Uribe

“Qué triste se ve el futuro de un país con instituciones que no se atreven a castigar a los que abusan del poder, más triste cuando este abuso se manifiesta en misoginia y quienes lo exculpan son mujeres”. Yorch

“La SCJN ya comenzó con el furor navideño anticipando el regalo a los tres reyes mexicanos (el de la mezclilla, del cognac y de las prepubescentes). Pero este regalo otorgado a Mario Marín tiene un remitente más allá de la SCJN, lo firma el mismísimo licenciado Calderón como pago por los favores recibidos durante la elección federal del año pasado”. El patio trasero

... Y luego se escandalizan cuando decimos ‘al diablo con las instituciones’... ¿Podemos mandarlas con alguien más?” El Mensajero

"Coincido enteramente con su opinión, las razones esgrimidas por la corte por el 'No' son más que infantiles, completamente indignos de una Suprema Corte, hasta ahi nuestra esperanza de que algo cambie en este país, más sin embargo debemos seguir el ejemplo de Lydia de seguir inistiendo para que nuestra voz tenga eco, involucrarnos y expresar nuestra opinión para que sepan que efectivamente nos dan vergüenza. Kirzia

La Corte de la injusticia,
ha vomitado su fallo
con la destrucción de un rayo
desplegando su estulticia.
Se precian de su malicia
dan carta de impunidad
a quien viola sin piedad
los derechos de la gente,
y atropella brutalmente
a quien dice la verdad.

María de Lourdes Aguirre Beltrán


3 comentarios:

marichuy dijo...

Pedro

Muchas reacciones, pero mi temor es que al ratito se nos olvide la indignación. Creo que los mexicanos somos buenos para protestar en el momento, pero pasado un tiempo, ya ni nos acordamos.

Un abrazo

Noé Narváez Uribe dijo...

Pedro Miguel

Muchas gracias por dejar que nuestra opinión la escuchen los magistrados, tenía muchas ganas de poder decírselos.

Un abrazo

Pedro Miguel dijo...

Marichuy: Bueno, pues empeñémonos en no olvidar. Yo, por mi parte, no lo haré y lo estaré recordando a cada rato, aunque aburra.
Abrazo.

Noé: Dudo que nos lean. Lo importante es que nos leamos entre nosotros y que no nos resignemos a que las cosas son así, a esa suerte de normalidad delictiva que se ha abatido sobre país.
Abrazo.