20.10.06

Problema:



Ciertas relaciones amorosas son como los vampiros: para acabar con ellas tienes que clavarles una estaca en el corazón.

El pedo es que el corazón también es el tuyo.

11 comentarios:

Petit air dijo...

De trancher ras cette ortie
Folle de la sympathie.

Belle Helene dijo...

No he tenido la fortaleza de clavar la estaca en mi corazón.
Ahora comprendo y me comprendo, no he podido terminar con mi relación amorosa más duradera, es una relación tipo "vampiro".

Rafael dijo...

Es verdad!

La única manera de acabar con el enamoramiento es darle cran al corazón enamorado....

Diana dijo...

Cuanto dolor! Después vendrá la cura!.

be dijo...

oh!

Hilda dijo...

Rafael,

Cuando leí tu comentario me puse a temblar mucho más que cuando leí el de nuestro querido anfitrión.

Alguna vez pensé algo como ustedes, y me alivia saber que eso está superado, pues así no se puede vivir feliz.

La musa enferma dijo...

Por ahí dicen que lo de la estaca en el corazón no siempre funciona...

Rafael dijo...

No os asustéis Hilda, que todo es en sentido metafórico...

Cuando era chavo yo me desenamoré varias veces haciendo lo que te digo...

Es como dar la vulta a la hoja y punto, decir aquí morí, ya me enterré, y hasta me puse flores... ahora, a revivir se ha dicho...

Es como llorar y llorar hasta el cansancio, y decir, bueno ya sufrí ¿no?, bueno pues ya estuvo suave y a otra cosa mariposa.

O sea hacer un duelo con toda la intensidad posible

Pedro Miguel dijo...

Bueno, pero no era para tomárselo tan en serio. Tendré que pensar en un antídoto para este post: un antipost.

Hilda dijo...

Rafael,

Pues qué alivio. De pronto el miedo que me da es ver cuán delgada es la línea entre darle cran al corazón y volverse un amarguetas. El mundo puede volverse horrible.



Anfitrión,
Esperaremos ese antipost, aunque aguas con el remedio: podría resultar no vampiresco sino algo semejante a Frankenstein.


Saludos!

Vil Clinton dijo...

Yo no puedo más que citar a Chico Ché:

Qué culpa tiene la estaca!?