8.10.07

Fraude en el paraíso


En medio de la noche de las dictaduras militares en América Latina, de los genocidios, de las opresivas penumbras priístas, Costa Rica era un pequeño espacio luminoso por democrático, tierra de asilo para los disidentes y perseguidos, orgullo de civilidad.
A los neoliberales les importa un rábano la formalidad democrática cuando llega la hora de imponer sus designios. Los votos que no obtienen por las buenas los inducen por el miedo; si de todos modos no consiguen suficientes sufragios, recurren al fraude; y si no pueden consumarlo, acuden al golpe de Estado.

El guión del 2 de julio de 2006 en México se repite en 7 de octubre de 2007 en Costa Rica.


PARA INFORMARSE:








Y un abrazo para

4 comentarios:

Victor Castillo dijo...

Pedro Miguel:

Me parece que, en ocasiones, esto del referéndum, funciona para legitimar, no los votos o la decisión de los habitantes, sino los fraudes, por lo menos recientemente.

Por otra parte, no sé si leíste un cuento de Cortazar, no recuerdo su nombre, pero trata de que está Cortazar en su depa en París, y se disponía a ver en el proyector, las fotos tomadas en algún lugar de Centroamérica; al ponerlas y esperar lugares agradables, se encontró con el pasado de ese lugar, las torturas, los muertos, los militares... es genial el cuento...

Algo similar pasa, deberíamos ver florecer las buenas noticias, pero pasa esto.

Saludos y suerte.

Pedro Miguel dijo...

Víctor: La buena noticia es que la porción patriótica de la sociedad tica se ha declarado en resistencia. Ya veremos.

Sirena de mentiras dijo...

Ouch... de mucho me hubiera servido ese abrazo el año pasado... en medio de tanta locura nunca vine a leerte... pero te doy las gracias hoy y para siempre.

Pedro Miguel dijo...

Los abrazos, Sirena mentirosa, no tienen fecha de caducidad. Qué más da un año antes que un año después.