17.1.10

Pasones pediátricos

Cuando era niño, mis padres me trataban los accesos de tos con Coderit, un jarabe rico en opiáceos (codeína, nada menos) que ahora está prohibido. No llegué a hacerme adicto, pero admito que la tos infantil era una experiencia maravillosa.

2 comentarios:

María Sánchez dijo...

La abuela nos daba un jarabe llamado Especal, sepa que tendría, era muy sabroso, hmmmm, creo que demasiado sabroso.

Pedro Miguel dijo...

¿Verdad que había cada medicina que más parecía hecha para destapar la imaginación que los bronquios? ¡Qué tiempos, María!