10.7.06

Uno a veces despierta convertido en tío

y se olvida del resto, y envía algunas líneas amorosas.














A Daniel Alejandro

En Salem, Massachusetts, ha nacido;
por Kimberly y por Pedro fue engendrado;
al cangrejo estelar tiene por hado
y lleva Poitevin por apellido.

Hijo, nieto y biznieto bienvenido,
Sobrino y primo, dulce y esperado,
Daniel se llama, como el desterrado,
y Alejandro, al igual que el aguerrido.

Entramado de sangres y países,
ciudadano de todos y del mundo,
felices sean tus primeros pasos.

Según dicen tu signo y tus raíces
serás sensible, terco, muy fecundo,
y una patria tendrás en muchos brazos.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

El amoroso abrazo de bienvenida del gran tío cobija no solo a Daniel sino también a la "menguada Lucy" que te quiere tanto.

Pedro Miguel dijo...

Esa de aquí arriba no es la Lucy menguada, sino la Lucy en el cielo con diamantes.

Hilda dijo...

Hola. Paso a dejar saludos.
Voy a cumplir un año y lo festejo por tantas cosas...

Salud!

La musa enferma dijo...

Es de un buen signo, y no es por nada, pero sí hay mucho de cierto en eso que dicen los que saben sobre esas ondas de los signos...