24.1.08

Va de aviones

B-2 Spirit



  • Pájaros que deberían estar extintos
  • “Perdón. No sabíamos que fuera invisible...”

La guerra fría terminó, se supone, hace casi dos décadas, tras la caída del Muro de Berlín (1989), la disolución del Pacto de Varsovia y la desintegración de la Unión Soviética (1991). Como ocurre en ocasiones tras el fin de las guerras, el término de la fría no condujo a la paz, sino a un conjunto de violencias diseminadas que se inauguró oficialmente con el primer arrasamiento de Irak por Occidente en enero de 1991. Los grandes aparatos militares desarrollados por los bloques oriental y occidental para romperse la crisma mutuamente se revelaron, de golpe, obsoletos e innecesarios. Hacia 1965 Estados Unidos había acumulado cerca de 35 mil bombas atómicas, la Unión Soviética le dio alcance y lo rebasó, y para el fin de su historia disponía de diez mil aparatos de esos más que su rival. Los miembros más modestos del club nuclear, como Francia, Inglaterra y China, llegaron a tener entre uno y dos centenares, que conservan hasta la fecha, y en el camino se les unieron Israel, India, y posteriormente Pakistán y Corea del Norte. Durante los años ochenta del siglo pasado Sudáfrica tuvo una corta pertenencia al club, pero en la década siguiente desmanteló los seis juguetes de alto poder que había desarrollado.


"Unidos somos invencibles": cartel del Pacto de Varsovia


A estas alturas, Washington y Moscú siguen poseyendo, respectivamente, diez mil y 15 mil cabezas atómicas, sin que uno pueda hacerse una idea clara del propósito de esos artefactos. Así la Casa Blanca hubiese tenido un millón de bombas, no habría podido evitar los atentados del 11 de septiembre de 2001; con sólo diez o menos en existencia, Pyongyang logró lo que quería, dobló a Estados Unidos y obligó al gobierno de Bush a negociar. En contraste, a Israel las cien o 200 que posee no le sirven de maldita la cosa a la hora de parar los ataques que Hezbollah lanza sobre su territorio desde la frontera libanesa, en el norte, o para disuadir a los combatientes palestinos de Gaza que regularmente avientan algo más que cohetones sobre el territorio del Estado opresor.

Las reglas han cambiado, pero los fabricantes de armas de los países industrializados y de otros no tanto siguen fabricando cosas para ganar una clase de guerra que no tuvo lugar y que no lo tendrá. Un ejemplo fenomenal de este despropósito es la continuación de los programas de armas diseñados hace dos o tres décadas para enfrentar una carrera tecnológica entre Oriente y Occidente. Con la caída de la Unión Soviética perdieron su razón de ser proyectos como el del F/A-22 Raptor estadunidense (150 millones de dólares por unidad), el Rafale francés (cerca de 50 millones), el Eurofighter (algo así como 70 millones) y los Sukhoi de última generación (35 millones, poco más o menos). Eso por no hablar de los B-2 Spirit, bombarderos estratégicos furtivos, originalmente diseñados para aplanar a bombazos atómicos Moscú y otras ciudades enemigas, y cuyo costo unitario anda en 2 mil 200 millones de dólares. La tarea real de los 21 Spirit en poder de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (costo total: más de 46 mil millones de dólares) ha sido, desde la invasión de Panamá en 1989, y hasta la fecha, en Afganistán e Irak, masacrar civiles: seis mil panameños, y sabrá Dios cuántos serbios, afganos e iraquíes.

Retruécanos inmarcesibles de la corrección política: para distinguirse de los terroristas hay que hacer lo mismo que ellos hacen (poner bombas en sitios poblados), pero con tecnología de punta. Ese mismo será el uso prioritario para los F/A-22 Raptor, que entraron en servicio hace pocos años, y los más baratos F-35 Lightning II, concebidos para remplazar a los veteranos F-16 Fighting Falcon, diseñados en los años setenta del siglo pasado.


F-35 Lightning II, llamado "manojo de puertas volantes"

Los gobernantes gringos y sus aliados bien podrían ahorrarse un dineral y, ya que se empeñan en escarmentar a pueblos insumisos, podrían, en forma mucho más económica y casi sin riesgos adicionales, rociarlos con insecticida desde avionetas de hélice. Pero las industrias militares, muy de acuerdo con sus gobiernos respectivos, siguen esquilmando a los contribuyentes occidentales y a los de numerosos países atrasados cuyos gobernantes sueñan con tomarse la foto ante una formación de aves metálicas y relucientes de a 50 millones cada una.

Estos pájaros son capaces de abatir a un rival aéreo situado más allá del rango de alcance visual, depositan huevos mortíferos, guiados a sus objetivos por láser y por satélite, con una precisión milimétrica, resultan escasamente detectables para los radares enemigos, poseen redes digitales para compartir información con sus compañeros y en algunos casos se dejan guiar por órdenes pronunciadas en voz alta. Además pueden cambiar de manera brusca la dirección de su vuelo, en ejes distintos a la longitudinal del avión. En fin, monadas para burlar unas tupidas defensas antiaéreas que ya no existen y para asegurar el predominio en una confrontación bipolar que es historia, por más que el régimen de Putin patalee y pretenda revivir a su superpotencia.

Si la industria aeronáutica soviética siguiera viva, de seguro habría proporcionado rivales temibles a los aparatos occidentales. Pero las cosas ocurrieron de otro modo. Al igual que en Panamá en 1989 y que en Irak en 1991, la OTAN empleó contra Yugoslavia a un célebre antecesor de los F/A-22 y F-35, el F-117 Nighthawk, primera aeronave “invisible” a los radares y desarrollado, a un costo de 122 millones (dólares de 1998) por unidad, en los primeros años ochenta del siglo pasado.


El feísimo Nighthawk

Estos aviones, posiblemente los más feos que hayan volado nunca, tienen un diseño facetado y anguloso para que las partículas electromagnéticas se desvíen en distintas direcciones y está recubierto por capas de una pintura especial que absorbe la mayor parte de las ondas. Al parecer, los diseñadores tenían en mente eludir sistemas de detección modernos, pero no contaron con que en marzo de 1999 un radar Tamara de fabricación checoslovaca, una antigualla de bulbos que operaba a muy baja frecuencia, sería capaz de detectar a uno de esos intrusos en el cielo de Serbia y de derribarlo con dos misiles SA-3 igualmente antiguos.

Otras fuentes afirman que el final del Nighthwak fue incluso más humillante: algunos soldados de la extinta Yugoslavia lo habrían detectado a simple vista y lo habrían tirado a balazos. El piloto logró salir ileso, fue rescatado por efectivos gringos, y el alto mando del país atacado se disculpó públicamente: “Perdónnenos --dijeron los oficiales yugoslavos--; no estábamos al tanto de que el avión fuera invisible”. Hasta la fecha, la astillada cabina del aparato se exhibe en el Museo de la Aviación en Belgrado, cerca del aeropuerto Nikola Tesla. Los cerca de cuarenta aparatos de este tipo que aún se encuentran en servicio terminarán de pasar a retiro este año, y las aeronaves que los reemplacen serán mucho más caras.


La humillación

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Pedro, a propósito de guerras y la caída de Berlín. Por razones de trabajo llevo ya algunos meses viviendo en Alemania, y con frecuencia me pregunto cómo es que pudieron levantar al país económicamente y acabar (o al menos disminuir notablemente) muchos problemas que tenemos en México como la corrupción o la pobreza (que sí existe pero no se compara con lo que tenemos en México). Claro que siguen existiendo gente fanática de la extrema derecha pero están bien identificados y "controlados". ¿Qué tendría que pasar para que en México cambiaran las cosas? ¿a qué se debe que los alemanes sí pudieron y nosotros no?

Un abrazo,

David B.

Roque Nuevo dijo...

"Retruécanos inmarcesibles de la corrección política: para distinguirse de los terroristas hay que hacer lo mismo que ellos hacen (poner bombas en sitios poblados), pero con tecnología de punta."

¿En serio no ves una diferencia moral entre los dos? Estamos de acuerdo que matar a la gente inocente está mal. ¿OK? No creo que haya mucha discusión sobre esto. Pero ¿por qué se trata de juegos de palabras con nefasos propósitos distinguir lo que hacen los islámicos y lo que hacen los gringos? Los dos matan a inocentes (los no combatientes, para ser más preciso), es cierto. Pero también es cierto que los islámicos lo hacen a propósito. Han declarado en numerosos ocasiones que el pueblo de Israel y el pueblo de los EEUU son enemigos y que es el deber de ellos matarlos dónde estén, hombres, mujeres y niños. Los gringos han declarado lo contrario también en muchas ocasiones: que el enemigo no es el pueblo islámico sino una minoría de terroristas entre ellos. Además, todo la tecnología que reseñas aquí es para evitar matar a inocentes y para lograr los ataques dizque quirúgicos. Si no, harian como tú dices: "rociarlos con insecticida desde avionetas de hélice". Más bien serían bombas en vez de insecticida y los B-52 en vez de aviones de hélice, pero sería igual. Ya sé que no se logra esto al cien por cien, lo que se llama "daños colaterales". Esto está mal. También los islámicos provocan sus propios "daños colaterales", o sea, mueren otros islámicos entre los enemigos, que son más gente inocente. Los gringos buscan a los yijadistas para matar o capturarlos. Los yijadistas huyen de los gringos y buscan poner bombas entre la gente inocente.

Claro que los dos transgresan la moral universal con matar. ¿Pero no hay grados de gris allí para tí? El juez último en el cielo o en la filosofía de Kant no tomaría nada de esto en cuenta al momento de emitir su veredicto?

Roque Nuevo dijo...

Hola Pedro,

¿Cuando hablas de "los combatientes palestinos de Gaza que regularmente avientan algo más que cohetones sobre el territorio del Estado opresor", no se trata también un "retruécano inmarcesible de la corrección política" pero en la dirección contraria a la que criticas?

Ya no son "terroristas" del Hamas, sino "combatientes palestinos". De un golpe legitimas a los que "avientan cohetones", porque se trata de luchar contra un "estado opresor" y los identificas con el pueblo palestino en su conjunto. ¿Por qué los del Hamas no son terroristas si, como has dicho, son equivalentes a los que usan aviones y a ellos sí los llamas terroristas?

Quizá no sabes que estos "combatientes" han aventado como 7,000 cohetones a Sderot en los últimos años y que estos ataques se han intensificado después de que Israel abandonó Gaza en el 2005 y todavía más después de que Hamas tomó el control del territorio el verano pasado. Cada día, varias veces al día, tocan las sirenas que marcan los 15 segundos de que disponen la gente para encontrar una protección. Los cohetones que lanzan los "combatientes" están apuntados a los civiles. Han caído en guardarías. Han caído sobre el 56 porciento de las casas, 90 porciento de las calles y un 50 porciento de la población conocen a alguien muerto en un ataque de estos.

Criticar los "retruécanos inmarcesibles de la corrección política" es importante para tener más claridad sobre la política. Pero criticar sólo a un partido suena a la misma gata, pero revolcada.

Un abrazo

Victor Castillo dijo...

Pedro Miguel:

Muy buen posteo.

Es clarísimo que, por ejemplo, el hambre en el África no existiría si se hubiese invertido todo el dinero armamentístico, en víveres.

Pero los jefes neoliberales han de haber pensado, mejor que se encarezcan las armas inventando guerras, y nos los alimentos inventando consumidores, que luego a lo mejor ni puedan comprar.

Bueno, no sé, es que es de risa, los del Nighthawk.

Suerte y abrazos.

Pedro Miguel dijo...

David: Tal vez un factor que explique la diferencia entre los desempeños económicos de ambos países sea el Plan Marshall. Entre 1948 y 1951, Estados Unidos le inyectó mil 500 millones de dólares (de los de aquella época, imagínate algo así como cien mil millones de dólares de los actuales) a Alemania Federal. "Gran parte del dinero se destinó a los grandes grupos industriales", recuerda Wikipedia, precisamente las mismas corporaciones (Krupp, Daimler-Benz, BMW, Siemens, etc.) que poco antes habían hecho fortunas fabricando material de guerra para Hitler y cámaras de gas para matar judíos. Pero no debemos desconocer otro dato clave, que es que, pese a los destrozos de la guerra (que fueron mucho mayores en el lado oriental que en el occidental), Alemania había sido, y siguió siendo, un país industrializado, y que ni en la guerra la pobreza de los alemanes fue tan espantosa como la que padecen millones de mexicanos hoy en día. De la corrupción no sé qué decirte.
Abrazo.

Roque nuevo:
el gobierno de Bush afirma que las muertes de civiles iraquíes causadas por las tropas ocupantes son "colaterales", valga decir, involuntarias. Si tú quieres creerle al gobierno de Bush, estás en tu derecho, pero te recuerdo que sólo en relación con la agresión a Irak ese gobierno ha formulado 925 mentiras, 260 de ellas, por boca del propio Bush, según el Center for Public Integrity al que, por supuesto, puedes descalificar. Mi sentido común indica que las entre 80 mil y cien mil bajas civiles causadas por los ataques de los invasores son demasiadas como para aceptar que fueron "involuntarias"; me recuerda el caso del tipo que le dio 35 puñaladas a otro y luego alegó que había sido "en defensa propia". Así que, a mi modo de ver, los alegatos de Washington sobre "errores" y "daño colateral" carecen de valor y más bien me parecen la mentira número 926: creo que la Casa Blanca tiene el propósito de matar a la mayor cantidad de iraquíes que se pueda, en una aplicación de su vieja política de "quitar el agua al pez", y que el régimen israelí se empeña en asesinar a todos los palestinos que sea posible por medios convencionales y sin atizar un mayor repudio internacional del que ya es objeto.
La política de "quitar el agua al pez" no se inventó ayer ni en la década pasada: los asesores militares de la CIA y del Pentágono recomendaban a los dictadores centroamericanos exterminar aldeas completas para privar a las guerrillas de apoyo y de refugio, y tales enseñanzas procedían de las tácticas de contrainsurgencia aplicadas en Vietnam. En 1989, de manera totalmente injustificada e innecesaria de acuerdo con el objetivo (capturar a Noriega), el papá del actual Bush mandó a matar a seis mil panameños en bombardeos de barrios pobres de la ciudad de Panamá (especialmente, El Chorrillo) con aviones F-117 de esos que son un alarde tecnológico para "evitar matar inocentes".
Desde luego, en ninguno de esos casos Washington reconocía en público su política de asesinar civiles. En esta lógica, es claro que existe una diferencia moral entre los gobernantes estadunidenses e israelíes, por un lado, y los terroristas islámicos, por el otro: los primeros son hipócritas y los segundos son cínicos.
Abrazo.

Víctor: Sin duda, la perpetuación de guerras estúpidas ha desempeñado una función muy importante en la catastrófica situación en la que se encuentran las poblaciones de países africanos, así como en la bonanza de que disfrutan las empresas de armas de Estados Unidos, Europa, Rusia, China y Brasil.
Abrazo.

Pedro Miguel dijo...

Por favor, Roque nuevo, qué vergüenza dan tus argumentos. Cómo vas a comparar los cohetes Qassam que los combatientes palestinos avientan sobre Sderot (sede de la base militar desde la que se efectúan las regulares incursiones criminales hacia el sur) con los genocidios en curso contra los iraquíes y los palestinos. "Las piedras también matan", dicen los generales israelíes, con una lógica muy parecida a la tuya, cuando tratan de justificar por qué disparan con rifles, con tanques o con misiles guiados contra los chavitos palestinos que tiran piedras a los soldados ocupantes.
Qué falta de entendimiento, el tuyo (y qué hipocresía, la de Tel Aviv), al ignorar que los Qassam son la única y desesperada respuesta de un pueblo saqueado, cercado, hambreado, despojado de su agua y de su terriorio y masacrado por décadas, desconocido en sus elecciones democráticas, tratado como rebaño de reses en vísperas del matadero. Y, por cierto, quien identifica a los artilleros de Hamas con el pueblo palestino en su conjunto no soy yo, sino el régimen agresor, el cual mata de hambre a los ancianos, a los niños, a las mujeres, a los discpacitados y a los neonatos de la franja de Gaza cada vez que le apetece "castigar a los terroristas".
Condeno sin reservas los atentados de Al Qaeda en Washington y Nueva York. Pero si yo hubiera sido un judío en el gueto de Varsovia y hubiese tenido a la mano cualquier proyectil para aventarlo a las líneas alemanas, lo habría hecho sin dudarlo, y por eso me niego a considerar terroristas a quienes, en Gaza, resisten el holocausto programado del pueblo palestino. Por supuesto, si Israel devolviera a sus legítimos propietarios la totalidad de Cisjordania y Al Qods, y se abstuviera de nuevas agresiones e injerencias contra los palestinos, yo sería el primero en condenar cualquier cohete, cualquier bala y cualquier piedra lanzados desde una Palestina soberana en dirección del país vecino

Roque Nuevo dijo...

Hola Pedro,

A ver... no más una llamada a la cordura, por favor. Ya sé que se trata de tu página, pero creo yo que no te he faltado al respeto. ¿O sí? Podrías atacar mis argumentos de la manera más tajante sin descalificar. No hace falta eso. Me siento descalificado cuando me destruyen mis argumentos con lógica y con los hechos.

En este caso descalificaste un argumento que no hice: que los Israeliés tienen una posición moral mejor que los Palestinos. Yo estaba cuestionado que legitimes a Hamas pero no a Israel. Israel es un estado constituido y reconocido; tienen el derecho de defenderse (aún contra cohetes que no más matan a unos cuantos). Tú condenas la manera en que se defienden. Yo difiero contigo en algunos puntos ahí, pero no del todo.

Pero yo estaba cuestionando que critiques el uso de la palabra "terrorista" para descalificar al enemigo. Remarcas esto como "retruécano inmarcesible de la corrección política" (y excelente frase y estilo, por cierto). ¿Si este análisis sirve para Israel y los EEUU, por qué no sirve para Hamas? Para ser consecuente, Israel tendría que ser "combatiente" y no "terrorista" además de Hamas. O todos coludos o todos rabones. Algo así. ¿No? Recuerda que no más estoy hablando del uso de las palabras, que tú pusiste como parte de tu artículo original. De seguro se trata de un punto menor en el contexto de tu artículo. No más quería escucharte en cuanto a eso.

No soy tan ignorante que tú piensas. Por ejemplo, eso de "las piedras también matan" viene de los años 80 y la Intifada. Hoy la situación es muy distinta (Israel abandonó a Gaza y el sur de Líbano, para empezar) y Israel ha cambiado mucho en cuanto a los tanques disparando en contra de chavitos y demás.

Cuando exiges "la totalidad de la Cisjordana y Jerusalém" estás pegándote a la línea de Hamas. No habrá progreso ni paz con demandas de "totalidades" no negociables.

Parece que a pesar de que repites las demandas de los Palestinos de territorio, no compartes el objetivo de eliminar al estado de Israel (que está escrito en las constituciones de Hamas y de al Fatah). Qué bien. Parece que vas a dejar existir al estado de Israel, bajo ciertas condiciones. ¿Pero si tú fueras israelí, qué pensarías de sus demandas de tierra, considerando que su objetivo es el extermino de Israel?

La comparación de Gaza con la gùeto de Varsovia, no sólo no es exacta, sino ofensiva, por razones obvias. No hay ningún programa de exterminio en contra de los Palestinos.

Champy dijo...

Ufffff.

Da para mucho tu columna de este día mi amigo.

Brillante disección del tema.

Pena, miedo, rabia.

Tomando en cuenta la ultima pregunta de David, y recordando tu postura a mi ultimo comentario...
Siguiendo el modelo alemán, debo darte la razón....si se puede, claro que se puede, al menos los alemanes lo estan logrando.

Que necesitamos los mexicanos para ser y actuar como los alemanes y salir adelante con resultados similares?

Del blanco y el negro, del zurdo y del derecho, del fascista y del progre... Como diseñar un DOE que nos arroje el exacto punto medio.... y lo más cabron, como alcanzar ese munto medio sin mas daño en el intento...

Tu influencia es rica e inyecta ganas.

Aún no se de que, pero motiva.

Un esperanzador abrazo.

Iván dijo...

Perdón, no es comentario al post.

El día 9 de este mes, se publicó en la Jornada y en tu blog una foto que es mía, donde aparece el Tlacuilo y mi padre. Lo que quiero saber, ya que ese día no compra la Jornada, si puedo conseguirla, creo salió la foto publicado, es cierto?

Me gustaría mucho tenerla, se puede, como puedo conseguirla?

Te dejo mi correo?

fernandoivan@yahoo.com

Evidentemente tengo el original, pero quiero el periódico, se podrá?

Te dejo un abrazo Pedro Miguel

Eric dijo...

Hola Pedro.
Cierto es que, me llena de profundo pesar, el hecho de que, actualmente y desde hace mucho, la humanidad tenga como objetivo, "la constante inovación de armas".
Parece que nuestra naturaleza dicta el destruir y para nada el construir.
Con todas ésas cifras de dinero que mencionas, con ésa investación mal enfocada en ésa competencia por destruir de la manera, más rápida, letal, o no sé cómo llamarle al hecho de producir aviones, o bombas, o armas biólogicas. Cuántas cosas no se podrían hacer.
En fin que, todo éso me hace recordar un programa en el discovery (creo que es ahí) donde vi algo llamado como Armas del futuro.
Ahí presentan una ametralladora con un alcance de varios cientos de metros, con la capacidad de traspasar muros, y con la orgullosa anécdota de que se usa o se usó en Irak, y donde ésta, parte por la mitad a una persona en un combate.
El fabricante, muy orgulloso de su producto la muestra con singular alegría.
Como siempre Pedro, atento a tus escritos.
Amor y paz para tí y todos los tuyos.

Pedro Miguel dijo...

Roque nuevo: Lamento tu molestia. Me parece que en la circunstancia presente, a la vista de un crimen de lesa humanidad como el que comete el gobierno de Israel al matar literalmente de hambre a un millón y medio de palestinos, el afán de descalificar por “terrorista” el único medio de defensa que éstos tienen a la mano es una insensatez o una canallada, y de ti prefiero pensar que escribiste algo insensato a suponer que expresas a conciencia posturas canallas. Por desgracia, me sigue pareciendo muy pertinente la comparación: si algún niño hubiese resultado muerto por balas procedentes de los insurrectos del gueto de Varsovia, ello habría sido sin duda una tragedia, pero habría estado fuera de lugar acusar de asesinos a los que resistían.
Eso de que Israel “tiene derecho a defenderse” aniquilando a la población palestina (prohibir el ingreso de alimentos y medicinas a Gaza es exterminio) me recuerda el argumento de “seguridad nacional” empleado en 1954 por Washington para ir a matar habitantes de... Guatemala, simplemente porque el gobierno de ese país reivindicaba su soberanía sobre su propio territorio.
No usé el término ignorante pero, viejo, estás gravemente desinformado. Dos ejemplos:
(1) La exigencia de que la totalidad de Cisjordania y Jerusalén oriental (Al Qods) les sean devueltas a los palestinos no viene de “la línea de Hamas” sino de... dos resoluciones de la Asamblea General de la ONU (242 y 338).
(2) Afirmas que el “objetivo de eliminar al estado de Israel ... está escrito en las constituciones de Hamas y de Al Fatah”. No creo que ni Hamas ni Al Fatah tengan “constituciones”, pero el 24 de abril de 1996 el Consejo Nacional Palestino, entonces dominado por la segunda de esas organizaciones, se reunió en Gaza para modificar la Carta Nacional palestina, de la OLP (hoy ANP) y acordó “cancelar los artículos contrarios a las cartas intercambiadas por la OLP y el gobierno de Israel el 9 y el 10 de septiembre de 1993”, cartas en las que ambas partes se otorgaban un reconocimiento mutuo. El 14 de diciembre de 1998 el Consejo Nacional Palestino, reunido de nuevo en Gaza y en presencia de Clinton, votó para confirmar lo anterior.
En suma, en ocasiones hablas de cosas de las que no tienes idea, y eso lleva a pérdidas de tiempo y de espacio, y para colmo, a sentimientos de agravio; hay que estarte explicando asuntos elementales y por eso, en ocasiones, me abstengo de responderte.
Por supuesto que es ofensivo, y mucho, el que el cerco israelí contra Gaza recuerde el holocausto cometido por los nazis. Pero el programa de exterminio contra los palestinos existe, y aparece todos los días en los periódicos. Si no quieres o no puedes leerlos, o si lees lo contrario de lo que dicen, no tengo manera de discutir contigo sobre estos temas.
Abrazo.

Champy: Yo creo que lo que los mexicanos necesitamos para “ser y actuar como los alemanes y salir adelante con resultados similares” es ser y actuar como mexicanos, y no como alemanes. Me explico: debemos atender y resolver las grandes necesidades nacionales y dejar de importar o acatar modelos político-económicos facturados en las naciones industrializadas. Si lees los discursos y los informes presidenciales de Salinas, de Fox o de Calderón, da la impresión de que México es un país sin hambre, sin marginación, sin graves carencias de salud, educación y vivienda, sin corrupción, sin represión y sin autoritarismo. Parece que hablan de Suiza o... de Alemania. Vayamos al Oriente: por razones de topografía y territorio, a Japón le rsulta carísimo producir el arroz que tragan sus habitantes. Pero el gobierno de Tokio no permite la importación de un solo grano de ese cereal porque sabe que perder su producción local y su autosuficiencia sería perder su soberanía, su cultura y su esencia. Podrán fabricar un chingo de computadoras, pero si dejan de cultivar arroz, dejan de ser japoneses. Aquí tendríamos que defender la producción local de maíz, aunque salga más caro sembrarlo aquí que importarlo de Estados Unidos. Necesitamos recuperar lo que ellos nunca perdieron: políticas de Estado, que existen independientemente de que sean demócratas o republicanos quienes ocupan la Casa Blanca. Políticas de Estado, como las que en España comparten el PP y el PSOE, aunque se agarren del moco por muchas cosas. No es casual que Zapatero haya salido en defensa de Aznar, su archienemigo, cuando Chávez lo criticaba (como decía un presidente gringo al defender a Somoza padre: “será un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”). Por desgracia, en México fuimos perdiendo las políticas de Estado a raíz de las crisis de 1976 y de 1982, y muy especialmente, desde que impusieron a Salinas en la Presidencia. Abrazo, pues, y a seguirle echando ganas.

Eric: en efecto, la carrera entre la espada y el escudo es casi tan vieja como la humanidad misma. Creo que les toca a las sociedades de las naciones fabricantes de armas el movilizarse para impedir que sigan siendo fabricadas. A nosotros nos toca movilizarnos para exigirle al gobierno que deje de comprarlas.
Abrazo.

Luis Ricardo dijo...

Todas esas piezas de ingeniería -visibles e invisibles- forman parte de una industria bélica subsidiada por los demás países; como la economía gringa, igualito.

Tan fácil que sería para el Banxico deshacerse de sus dólares, comprarle a otra gente.

Roque Nuevo dijo...

Hola, Pedro,

Voy a suponer que en cuanto a mi pregunta original, sostienes que Israel y no los palestinos merecen ser descalificados como "terroristas". Rechazas calificar a los palestinos así porque están resistiendo a un programa de exterminio.

Sigo sin entender la vehemencia con que me respondes a veces. De inmediato, asumes que no sepa de lo que hablo o que esté loco. Además, aclaras que eres tolerante: hay de dos sopas: soy estúpido o soy canalla y no me quieres identificar con los canalla (neonazi israelíes) no más porque eres buena gente.

Cuando se trata del conflicto en discusión, las cosas no son tan claras como crees. Si las cosas fueran tan claras como tu te haces creer, no habría conflicto, yo creo. Un historiador israelí escribió su versión del conflicto y le puso “Víctimas justicieros” como título. Su ocurrencia capta y refleja el problema principal cuando todos se asumen justos.

Vemos un poco los matices de lo justo, cuando tú propones juicios definitivos: Quieres sostener la analogía de Gaza con el gueto de Varsovia a güevo. Víctimas contra victimarios. Los insurrectos del gueto de Varsovia eran víctimas; los palestinos de Gaza también: por lo tanto, Israel es como la Alemania Nazi. Es demasiado obvio y fácil decir que “si algún niño hubiese resultado muerto por balas procedentes de los insurrectos del gueto de Varsovia, ello habría sido sin duda una tragedia, pero habría estado fuera de lugar acusar de asesinos a los que resistían”. Primera diferencia entre los insurrectos de Varsovia y los de Gaza: aquellos no tenían como objetivo matar a niños; los Palestinos, sí. Segunda: los del gueto de Varsovia estaban peleando contra el ejército alemán; los de Gaza huyen del ejército israelí. Primera diferencia entre la Alemania Nazi y Israel: Israel no es un estado racista (hay israelíes que proceden de más de cien países y de todas las dizque razas). Tercera: Israel no es expansionista. (Aunque de seguro hubo ideologías expansionistas entre tantas otras durante la formación del estado. Brotó el expansionismo virulento en la política israelí en los años setenta y ochenta. Pero no se puede sostener este juicio desde los acuerdos de Oslo y sobre todo desde el 2005, cuando abandonaron Gaza. Olmert se eligió el siguiente año con la promesa de abandonar Cisjordania.) Cuarta—y más importante—Israel no tiene ningún programa de exterminio (a pesar de lo que lees en los periódicos). Alemania tardó cuestión de semanas en destruir el gueto completo y matar a todos los que no alcanzaron llevar a sus campos de exterminio; Israel se ha retirado de Gaza. Gaza no se trata de Darfur, ni Kosovo, ni Bosnia, ni Kurdistán. Hay más palestinos hoy que nunca, así que sería un programa de exterminio bastante marchito si lo hubiera. ¿No? (Quería escribir marcesible pero no me dejó la RAE)

Dices que “Eso de que Israel “tiene derecho a defenderse, aniquilando a la población Palestina (prohibir el ingreso de alimentos y medicinas a Gaza es exterminio) me recuerda el argumento de “seguridad nacional” empleado en 1954…”. Se te pueda recordar lo que tú quieres, pero esto no demuestra nada porque no es exacto, aunque “el programa de exterminio contra los palestinos aparece todos los días en los periódicos.” En cuanto a lo que aparece todos los días en los periódicos: He visto demasiada falsificación hasta ahora como para creer las denuncias de genocida y de masacres: Jenin; Mahoma al-Dura (misma falsificación que está ahora en las últimas etapas del juicio en contra de France 1); la famosa familia muerta en la playa por buques de guerra. Claro que éstas se desvirtuaron meses o años después pero el daño está hecho. Hamas y los Palestinos se han visto muy hábiles en el manejo de este tipo de propaganda. Merece mucho respeto también. Saben que la guerra se pelea en la opinión pública. Están en una guerra. Yo haría lo mismo en su lugar. Pero de ninguna manera les voy a creer en sus denuncias de exterminio, crímenes y masacres.

En cuanto al “programa de exterminio” actual que te refieres, toda la información que hay hasta ahora tiene algún color a propaganda, ya sea palestina u otra. Me abstengo de tomar un juicio ahora. Pero ten la seguridad de que si la información que emana hoy de Gaza, ya sea directamente de Hamas o indirectamente de ellos a través de periodistas, voy a estar contigo en la condena a Israel. Pero hasta hoy hay demasiadas versiones. Te pongo algunos que no retratan para nada un “programa de exterminio”: http://www.csmonitor.com/2008/0124/p01s04-wome.htm ; http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2008/01/23/AR2008012303327.html. Inclusive, hay reportajes de que fue el mismo Hamas que cortó la luz en Gaza y no Israel. ¿Motivo? Propaganda, obviamente. ¿Creerlos? No. Pero tampoco voy a creer a Hamas.

Para sostener tu “totalismo” en cuanto a la cuestión del territorio en disputa, te refieres a las famosas dos resoluciones de la Asamblea General de la ONU (242 y 338) como si éstas obligaran a Israel retirarse de la totalidad de la Cisjordania y de Jerusalén. Aquí está el texto de la R 242 (versión oficial en inglés http://www.un.org/documents/sc/res/1967/scres67.htm): “la retirada del ejército israelí de territorios ocupados durante el reciente conflicto”. Te vas a interesar saber que la versión en francés, también oficial, dice “los territorios” cuando la versión en inglés sólo dice “territorios”. Así que tú tienes razón si leemos la versión en francés y yo la tengo si leemos la versión en inglés. Y las dos versiones son oficiales. ¿Qué hacer? ¿Vas a apegarte a la versión en francés para concluir que yo soy estúpido o canalla? ¿Yo voy a apegarme a la versión en inglés para concluir que tu eres apologista del terrorismo? Te propongo una cosa antes de caer en este juego nefasto: Se trata de que las dos versiones las hicieron políticos y que los políticos funcionan a base de “dividir y conquistar”. Ninguna de las dos versiones las hicieron los israelíes o los palestinos. Supongo que ellos no tienen que dividir ni conquistar a nadie. Sólo quieren ir a trabajar, regresar a sus casas y estar tranquilos, como tú y yo. Significa que si nos tragamos lo que dicen en cuanto al R242, tenemos que pelear nosotros también y descalificarnos como personas estúpidas o canallas. La segunda cláusula del R242 propone el “respeto y reconocimiento de la soberanía y la integridad territorial y la independencia política de cada Estado de la región, y su derecho a vivir en paz”. Es evidente que nadie cumple ésta. Los países árabes respondieron a esto con sus famosos “tres noes” (no negociación, no reconocimiento, no paz). Israel respondió con una política de retaliación despiadada. Insistir, como tú lo haces, en una versión u otra de la R242 representa una manera de continuar la guerra y ninguna “propuesta” de paz.

Dices que ni Hamas ni Al Fatah tienen “constituciones”. Seguro que no. Pero tienen sus cartas constitutivas, o algo así, y a éstas me refería. Obvio. Claro que al Fatah ha renunciado su política de exterminio para cumplir con el proceso de Oslo en los noventa. Pero es un hecho que esto fue contradicho por Arafat en los años que siguieron. Rebasa los límites de este comentario explicar el contexto político de esto (fin de la Guerra Fría). No mencionaste a Hamas en tu respuesta. Han tenido la dignidad y honradez de nunca retirarse ni por equivocación de su objetivo de destruir el estado de Israel. ¿Cómo se llama cuando un gobierno toma por objetivo destruir otro estado y sus habitantes? ¿Genocida?

Un abrazo

Pedro Miguel dijo...

Luis Ricardo: Pues sí. Y ahora pretenden vender F-16 a México, un país que manifiestamente no tiene contra quién emplear esa clase de aviones.

Pedro Miguel dijo...

Roque nuevo: es simple. Hay discusiones cuyo mero enunciado es, o bien una inmoralidad, o bien una expresión de disociación psicopática, o ambas. Es el caso de la que insistes en sostener: el mayor asesino de civiles en el mundo contemporáneo es el gobierno de Estados Unidos (cerca de 200 mil, en Irak, para quedarse con el petróleo). "Ah,¿pero y qué me dices de la media docena de civiles que han muerto por los cohetes de Hamas?" Búscate a otro que discuta contigo el punto. Yo paso.