23.4.11

Corrido de los
paraintelectuales

Anda calentando plazas
en revistas y canales
un escuadrón al que llaman
de los paraintelectuales.

Decapitan la cordura,
levantan a la razón,
para darle cobertura
a Felipe Calderón.

El cártel de Letras Libres
y el cártel de Tercer Grado
son expresiones terribles
del cinismo organizado.

Actúan bien coordinados,
no necesitan concilio,
pues ambos son contratados
por la banda de El Emilio.

No le rezan a Malverde,
le rezan a Octavio Paz
para que el patrón se acuerde
de ellos, y les pague más.

Son los gerentes de piso
El Golfo Aguilar Camín
y Krauze, el Sin Adjetivos,
un historiador balín.

Ya se me andaba olvidando
el Jorgito Castañeda,
al cual le siguen llamando
el Enchilada Completa.

Entre los gacetilleros
en un segundo nivel
hay unos opinioneros
que andan disparando hiel:

El Chaquetas Gómez Leyva,
López Dóriga, El Catrín,
Pedro Ferriz, El Chuletas,
La Polly Carlos Marín...

Le sirven a Calderón,
los organizó Salinas;
se hierven en el fogón
de muy diversas cocinas.

Donde se encuentran hoy día
ya se encontraban ayer:
sacándole plusvalía
a la teta del poder.

Se dicen “la inteligencia”
y en evidencia quedaron
cuando a Fox y su demencia
sin rubor lambisconearon.

Tienen tribuna a montones
y el control territorial
en programas y estaciones
con la versión oficial.

Al Colmex han infestado,
pululan en el ITAM,
e incluso se han infiltrado
en la mismísima UNAM.

Se les encuentra en la Ibero,
y en el Tec de Monterrey,
colaboran en Milenio
y en el Reforma también

Como no hay más contenidos
en radio y tele privada,
la gente los ve seguido
pero no les cree nada.

No usan el cuerno de chivo
sino la computadora
y uno que otro trascendido.
en vez de ametralladora.

Sin vergüenza, desde el podio,
culpan a la sociedad
de las campañas de odio
y de la actual mortandad.

Van, con su palabra egregia
y con malvado cariz,
defendiendo la estrategia
que baña en sangre al país.

Si la gente está furiosa
y marcha exigiendo paz,
ellos dicen que en la fosa
todavía caben más.

No hay que estar hasta el copete
por tantos ajusticiados:
total, que bajo el tapete
quedan bien disimulados.

Un vergel limpio y bonito
del país, es su visión,
y con disfraz de angelito
presentan a Calderón.

Exquisitos e indecentes,
se masturban con la idea
que por ser “inteligentes”
pueden decir lo que sea.

Vuela, vuela palomita,
vuela hacia aquellos trigales
y aquí se acaba el corrido
de los paraintelectuales.

2 comentarios:

Antonieta dijo...

Excelente. Pone el dedo y el verso en la llaga. Estos traficantes de malos argumentos, ni a tuertos llegan entre tantos ciegos.

María Sánchez dijo...

Estos paraintelectuales
son unos cerdos añejos
del espurio incondicionales
bola de pinches pendejos.

Por eso la tele apago
asi los mando a chingar
a ese sanguinario briago
que al pueblo quiere acabar.

Ya muy pronto ellos cambiaran
pa acomodarse de nuevo
y al que sigue lamerán
empezando por el wuevo.