31.12.11

Año Nuevo



Tenemos al alcance de la mano
en este 2012 que comienza,
el darnos un país por recompensa
pacífico, amoroso y soberano.

Vayamos, de la costa al altiplano,
a organizar el voto y su defensa.
Hagamos entre todos una inmensa
marea de sufragio ciudadano.

Si bien ha de ser dura la faena,
que nadie desfallezca ni desista
porque el fruto, al final, valdrá la pena:

una nueva nación está a la vista
si obtenemos el triunfo con MoReNa
y con el Movimiento Progresista.

1 comentario:

Ana Zarina (la Güera) dijo...

¡Adorable sonetero, ojalá lo cantes en armonía!