15.9.15

Viva México


Que vivan Xochicalco y Cantona; Palenque y Paquimé; Tula y Teotihuacán; Cholula y Malinalco; Huachimontones y El Tajín; Monte Albán y Calakmul.

Que vivan el Pánuco y el Lerma, el Grijalva y el Coatzacoalcos, el Mayo y el Balsas, el Nazas y el Tamesí, el Conchos y el Atoyac, el Bravo y el Mezquital.

Que vivan Tepozotlán y Tonanzintla, Acolman y Zapopan, Santo Domingo y La Concordia.

Vivan Chapala y Montebello, Pátzcuaro y Cuitzeo, Tamiahua y Nabor Carrillo. Vivan el litoral del Golfo, las costas del Pacífico y el Mar Caribe. Vivan los altiplanos centrales y los desiertos del norte; el Nudo Mixteco y los Llanos de San Juan; la Sierra Gorda y la Tarahumara; los Altos y la Costa Chica; la Huasteca y el Bajío; el Sotavento y la Tierra Caliente.

Vivan Tiburón y Cozumel; Socorro y San Benedicto; Roqueta y Lobos; Mujeres y Navidad; Holbox y Juana Ramírez; Cedros y Sacrificios.

Vivan los mexicaneros y los satelucos; los chintololos y los tehuanos; los wixáricas y los tzeltales; los culichis y los hidrocálidos; los juarenses y los jarochos; los cachanillas y los tlatelolcas; los seris y los tlalpenses; los regios y los texcocanos; los triquis y los alvaradeños.

Vivan las que trabajan y las que no dejan de buscar chamba; vivan los que se preocupan por la situación de sus amigos en desgracia; vivan las que cobijan al país en la intemperie.

Vivan Las Patronas. Vivan los que dan albergue a los migrantes, asistencia legal a los perseguidos, asesoría a los cooperativistas, apoyo a las mujeres violentadas, esperanza a los desesperados y medicina a los enfermos.

Vivan los electricistas en resistencia. Vivan las obreras de la maquila. Vivan los trabajadores de la salud que rechazan la privatización de los hospitales. Vivan las maestras y maestros que se movilizan contra la reforma educativa. Vivan las sobrecargos, los mecánicos y los pilotos. Vivan los telefonistas. Vivan los trabajadores universitarios.

Vivan los obreros, los campesinos y las cocineras que nos siguen dando pan y patria todos los días. Vivan los que fueron expulsados del país por la economía y que sostienen al país con sus envíos de dinero.

Vivan los migrantes de países hermanos que en el nuestro son abusados, secuestrados y masacrados.

Vivan los que votan con el país en mente. Vivan los que siguen saliendo a las calles a pesar del sol, la lluvia y los granaderos. Vivan las y los artistas, las actrices y los actores, las escritoras y los escritores que no se marean con la fama y permanecen al lado del pueblo.

Vivan las religiosas y los curas que trabajan por la liberación y la justicia.

Vivan las periodistas y los periodistas que desenmascaran al poder podrido. Vivan los informadores que sufren persecución y muerte por la honestidad de su trabajo.

Vivan los científicos que ponen la ciencia al servicio de la gente y no del capital. Vivan los ambientalistas verdaderos. Vivan los funcionarios y los representantes populares que se reducen el salario para apoyar la educación pública.

Vivan las enfermeras y los mecánicos, los panaderos y los comerciantes, los herreros, plomeros, recogedores, repartidores, odontólogos, músicos, matemáticos, filósofos y traileros, pescadores y comadronas.

Vivan las abogadas que se consagran a la defensa de los derechos humanos. Vivan las terapeutas que alivian la desazón sin suprimir la rabia. Vivan los activistas incansables. Vivan los incansables de las redes sociales. Vivan los jubilados y los que no alcanzaron pensión.

Vivan las niñas y los niños expulsados de la escuela por la pobreza. Vivan las niñas y los niños que aprovechan la escuela. Vivan los jóvenes que se preparan sin someterse. Vivan las chavas y los chavos que no renuncian a la libertad.

Vivan las resistencias. Vivan Xochicuautla y Temacapulín. Vivan La Parota y Ostula. Vivan Cherán y Zongolica. Vivan Amatlán de los Reyes y San Pedro Mártir; vivan San Salvador Atenco y Mixcoac; vivan Tetela de Ocampo, Zautla, Ahuazotepec y todas las comunidades en resistencia de la Sierra Norte de Puebla; vivan Las Abejas de Acteal; vivan las comunidades zapatistas de Los Altos, La Selva y la Zona Norte.

Vivan los medios independientes. Viva Aristegui Noticias. Viva Proceso. Viva La Jornada.

Vivan los Círculos de Reflexión.

Viva la UNAM. Viva la UAM. Viva la UACM. Viva el Poli. Vivan todas las normales rurales del país. Viva la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa.

Vivan todas las luchas y las causas justas. Viva el pueblo que se organiza para luchar en todas las trincheras. Viva la Asamblea Nacional Popular. Vivan las Policías Comunitarias. Viva el EZLN. Viva Morena.

Vivan los presos políticos. Vivan los inocentes encarcelados.

Vivan los bebés de la Guardería ABC y los ancianos del asilo “Hermoso Atardecer”, quemados por la indolencia gubernamental y el afán de lucro privado.

Viva la memoria de las víctimas de feminicidio, de las víctimas de odio, de las víctimas de la violencia gubernamental.

Vivan Nadia Vera Pérez y Rubén Espinosa, asesinados en la Colonia Narvarte y difamados por el gobierno del Distrito Federal.

Vivan los normalistas Julio César Mondragón, Julio César Ramírez Nava y Daniel Solís Gallardo, asesinados en Iguala.

Viva el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes.

Viva la lucha por la presentación de todos los desaparecidos. Vivan los familiares y los compañeros de los 43 normalistas desaparecidos por el Estado. Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos.

Viva Cuauhtémoc. Viva Gonzalo Guerrero. Viva Bartolomé de las Casas. Viva Francisco Tenamaztle. Viva Jacinto Canek. Viva Vasco de Quiroga. Viva Gaspar Yanga. Viva Gabriel Teporaca. Viva fray Servando Teresa de Mier. Viva Francisco Primo de Verdad. Viva Miguel Hidalgo. Viva Josefa Ortiz de Domínguez. Viva Juan José de los Reyes Amaro. Viva José María Morelos. Viva Leona Vicario. Viva Epigmenio González. Viva Francisco Xavier Mina. Viva Narciso Mendoza. Viva Vicente Guerrero. Viva el Batallón de San Patricio. Viva Benito Juárez. Viva Guillermo Prieto. Viva Ignacio Zaragoza. Viva José Santos Degollado. Viva Melchor Ocampo. Viva Mariano Escobedo. Viva Vicente Riva Palacio. Viva Ignacio Manuel Altamirano. Vivan Ricardo y Enrique Flores Magón. Viva Elvia Carrillo Puerto. Viva Juana Belén. Viva Emiliano Zapata. Viva María Arias Bernal. Viva Aquiles Serdán. Viva Hermila Galindo. Viva Belisario Domínguez. Viva Margarita Ortega. Viva Francisco Villa. Viva Dolores Jiménez y Muro. Viva Elisa Acuña. Viva Antonio Díaz Soto y Gama. Viva María Talavera. Viva Elisa Griensen. Viva Felipe Carrillo Puerto. Viva Lázaro Cárdenas. Viva Francisco J. Múgica. Viva Heriberto Jara. Viva Rubén Jaramillo. Viva Benita Galeana. Viva Valentín Campa. Viva Demetrio Vallejo. Vivan Frida Kahlo y Diego Rivera. Viva José Revueltas. Viva Sergio Méndez Arceo. Viva Heberto Castillo. Viva Carlos Montemayor. Viva Carlos Monsiváis. Viva Bety Cariño. Viva Samuel Ruiz. Viva Carlos Fuentes. Viva Arnoldo Martínez Verdugo. Viva José María Pérez Gay. Viva Daniel Cazés. Viva José Emilio Pacheco. Viva Arnaldo Córdoba.

Viva la América Mexicana de Morelos hermanada con la Patria Grande de Bolivar.

Viva la libertad de expresión. Viva la transparencia. Viva la honradez. Viva la justicia. Viva la memoria.

Viva México.
Viva México.
Viva México.

5 comentarios:

Juanjo Mora dijo...

Hermoso texto, maestro Pedro Miguel.

Con toda humildad y respeto, creo que le faltó mencionar a Doña Rosario Ibarra de Piedra , Alejandro Solalinde y tantos y tantos luchadores sociales más...

Abrazo.

ecarriva dijo...

Faltaron muchísimos mexicanos bien paridos, que son mas en comparación a los malnacidos......

ana maria renteria garcia dijo...

Simplemente hermoso...

Medios proactivos Sonora dijo...

Si... Solalinde,,,mis respetos para ese señor...

Medios proactivos Sonora dijo...

Si... Solalinde,,,mis respetos para ese señor...