6.8.12

Homenaje a un sabor



Qué prueba de ADN ni qué ocho cuartos. Uno puede estar seguro de poseer unos cuantos genes guanacos si siente la necesidad obsesivo-compulsiva de ingerir Fernaldia pandurata.

3 comentarios:

Caro Flores dijo...

¿Dónde lo conseguiste? En Costa Rica no tenemos :-(

Pedro Miguel dijo...

Pues en Guate, querida. EN México tampoco hay :(

Marisa dijo...

En Guatemala comí una verdura extrañísima. Era como un elote compuesto de varios elotes, como un racimo. Era astringente, no me lo pude comer.