14.11.07

Las verrugas de Venus
(VI y último)

Ilustración: Rafael Barajas (El Fisgón)


A UNA DAMA BELLÍSIMA, PERO VEGETARIANA

Minerva: cuando estés calmada y sola
en la tranquilidad de tu morada,
acomoda las plumas de tu almohada
y apártate del plato de granola
para escuchar el llanto desgarrado
de éste, que de tu cuerpo se ha prendado,
y a ti, que de las carnes abominas,
ruega que le proveas vitaminas.

Al evocar tu aroma de albahaca
y to adorable sexo de lechuga,
mi amor con la lascivia se conjuga
y me hallo enamorado de una vaca.
Accede a unir al mío tu linaje
que no habrá de faltarnos el forraje.

Soy capaz de causar un accidente
para en estado vegetal quedarme
que tal que, en dicho estado al contemplarme,
te animaras, amor, a hincarme el diente.
Si la carne no te hace falta alguna,
regálame la tuya, que hay hambruna.

Con tal de convencerte, mi garganta
argumenta, Minerva,
que soy considerado mala hierba
y te propone ser mi amor de planta.
También razona, con la misma labia,
que por mis venas corre sólo savia.

¿Vengarte no querrás de la verdura
en forma cerebral y anticipada,
pensando que las hojas de cebada
un día adornarán tu sepultura?
Comer pasto te ha creado tal dureza
que ya no tienes piel, sino corteza.

Si no puedes ni ver los carnavales
y ya hueles a harinas integrales,
no deberías extrañarte, amada,
que te dejen plantada.
Más pecado carnal, menos alpiste,
harían tu existencia menos triste.

La mandrágora vuelves espinaca.
Con el germen de trigo te amancebas.
Con biznaga y con brócoli te cebas.
Yoghurt y fibra pones en tu caca.
Si de los platos de animal te espantas,
pues es igual de cruel comer las plantas.

Rosa adorable de sutil aroma,
dulce fruta silvestre que subyuga,
bellísima lechuga:
no permitas que el fuego me carcoma.
Pero a veces te siento tan ajena
y tan falta de ardor y de deseo,
que me pregunto si a la que poseo
no es a ti, sino a una berenjena.
Berenjena de mi alma: sé piadosa;
¡hazte sentir un poco más carnosa!



8 comentarios:

marichuy dijo...

Pedro

¡Que belleza! Y la dedicatoria, de lo mejor y más original

Un abrazo

Pedro Miguel dijo...

Merci beaucoup, Mme. Matisse. Votre joie de lire c'est ma fierté.

Eratóstenes Horamarcada dijo...

¡Buenísimo, grandioso! ¡Evohé, evohé! Gracias, Pedro, por tanta fermosura. Y ese estilo del Fisgón no lo conocía; muy bello, "jocoserio", como el poema.

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Otra fermosura es el nombre del tipo de papel: papel Torreón. Donde vivo actualmente.

Anónimo dijo...

¿Dónde está la parte VI..?

Pedro Miguel dijo...

Erat: Quién sabe si sigan vendiendo el Torreón. Lo traían de España, se conseguía en las papeleras de la calle de Uruguay y en teoría era para acuarela, aunque en el caso de Las verrugas nosotros lo empleamos para serigrafía.

Anónimo: Se me fueron las patas. Era VI y último. Ahora corrijo.

Mm dijo...

No pude parar de reír... Me llamo Minerva y me encantan las verduras, pero un buen bistec no le hace daño a nadie, ja, ja. ¡Provecho!

Pedro Miguel dijo...

Minerva: no es nada personal. Necesitaba tu hermoso nombre por una razón increíblemente tonta: rimaba con "hierba".