27.9.10

Retrato

Huele a jurásico en sus oficinas

pues gusta de fragancias pleistocenas;

circula Atlacomulco por sus venas,

es cruza de Montiel y de Salinas.


Adora figurar en las vitrinas,

le gustan las actrices más bien buenas;

cuenta con Televisa de mecenas

y obtiene capital de las letrinas.


Su masa cerebral es muy pequeña;

la ausencia encubre un pródigo copete

y una atroz demagogia toluqueña.


Con carita, padrinos y billete,

presidente de Guiness ya se sueña:

el más guapo, el más tonto, el más ojete.

2 comentarios:

Pulques Finos La Virtud dijo...

Pedro: por ser tu soneto de especial interés para el ramo de mi changarro virtual, con tu venia, lo copio con todo y crédito, y lo pondré allí, para deleite del personal.
Las gracias y un abrazo.

Armando Moncada.

María Sánchez dijo...

Muy bueno, jajajajajaja.

Saludos Pedro Miguel.