28.9.06

Hábitos (sexuales) del clero

La columna Navegaciones de
hoy está dedicada a reseñar
algo del trabajo que ha
realizado, en materia de
abusos sexuales y sexualidad
clerical, Pepe Rodríguez----->

6 comentarios:

be dijo...

lo único que salvaría del catolicismo son sus locales.

Belle Helene dijo...

Me indigna el hipócrita comportamiento del clero.

Cada día crece mi afición de: mata papas, mata curas, mata monjas y mata todo lo que huela a sotana o habito.

¡Viva el Diablo! seguro que es más coherente.

Pedro Miguel dijo...

Hmmm... cada uno de estos comentarios amerita respuesta en post. Voy a ello.

Anónimo dijo...

Pedro Miguel,

Dos comentarios:

- Los abusos por parte del clero en México, son una muestra -esta si real- de lo kafkiano de nuestro pais, es algo que todo mundo sabia que ocurria, pero nadie (o contadisimas excepciones,)inclusive ni los afectados, decia nada, porque se podia considerar un atentado contra la Iglesia, imaginate! Se hizo una regla no escrita el permitir que de vez en vez los curitas "echasen una canita al aire" sin importar que el costo de esas "canitas" se midiese en vidas destrozadas... Realmente da nauseas!

- Cuestiones menos trascendentales, dos enlaces (URL) que publicaste en tu columna de "La Jornada" tienen un pequeño error, dijiste que era:

http://www.peperodriguez.com/Sexo_clero/Sexo_clero_der_canon.htm

Y debe ser: http://www.pepe-rodriguez.com/Sexo_clero/Sexo_clero_der_canon.htm

Idem con el segundo enlace.

Salud!
Gildardo

Pedro Miguel dijo...

Disiento, be. Del catolicismo encuentro rescatable:
1. El sentido dramático
2. Los efectos especiales
3. Las reliquias y demás manifestaciones de fetichismo e idolatría
4. La poesía mística
5. Buena parte de la pintura
6. Alguna de la música
7. El manejo magistral del binomio pecado-perdón
8. La intensa carga de sexualidad, sublimada o explícita, de sus expresiones
9. La truculencia
10. El personaje del Niño Jesús.

Sin catolicismo y sin otras corrientes religiosas politeístas, idólatras y veneradoras de fetiches, el mundo sería como una gran mezquita o como un enorme templo protestante, es decir, un lugar sumamente aburrido.

Pedro Miguel dijo...

Pues sí, Gildardo, la simulación es la madre de muchas barbaries. Y gracias por las correcciones.